lunes, 28 de octubre de 2013

Mini Pizzas

La pizza es un pan plano horneado, cuya base habitualmente es elaborada con harina de trigo, sal, agua y levadura. Generalmente es cubierto por salsa de tomate u otros ingredientes locales como: salami, champiñones, tiras de cebolla, jamón, aceitunas, etc. Es original de la cocina napolitana (Italia) y su popularidad ha hecho que se extienda por todo el mundo en una infinidad de variantes. Sin embargo, hasta la actualidad, la pizza napolitana ha sido la única, para la que se ha reconocido una denominación de origen propia de la Unión Europea, denominada Especialidad Tradicional Garantizada (o sus siglas en italiano, STG, Specialità Tradizionale Garantita). Este reconocimiento se obtuvo el 4 de febrero de 2010 a propuesta de la "Associazione Verace Pizza Napoletana".
Se trata de un plato de elaboración artesanal en la mayoría de los casos, aunque la industria alimentaria ha ido presentando desde los años cincuenta, poco a poco versiones de este plato como un alimento confort en los estantes de los supermercados. En la actualidad existen diversas franquicias que elaboran y distribuyen este alimento a domicilio.

Las mini pizzas son unos entrantes deliciosos que gustarán a todos. Tus hijos ya no tendrán excusas para no comerse los entrantes de una comida. Se pueden hacer de muy diversas formas, al igual que las pizzas; así que os animo a hacerlas. Yo aquí os dejaré las que yo vaya haciendo, por si queréis probar a ver qué tal os salen.


Galleta-Pizza de atún

Ingredientes:
- 100 gr. de harina especial para pizzas
- 100 gr. de harina de trigo
- 100 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
- 2 latas de atún en aceite de oliva
- 2 paquetes de queso rallado
- 1 cucharada de orégano
- Tomate frito
- Queso en lonchas

Preparación:
1. Mezclamos las harinas tamizadas, la mantequilla, el atún sin escurrir, el queso rallado y el orégano. Veremos como se forma una masa arenosa. Sigue mezclando hasta formar una bola.
2. Estira la masa sobre papel de horno y llévala al congelador durante 30 minutos aproximadamente. Que tenga 1 cm más o menos de grosor.
3. Transcurrida la media hora, sacamos la masa del congelador y la cortamos con cortador circular.
4. Ponemos una cucharadita de tomate sobre cada uno de los círculos y lo extendemos por toda la superficie.
5. Con el mismo cortador, cortamos el queso en loncha y lo colocamos encima del tomate.
6. Vamos poniéndolas sobre la bandeja del horno, ya preparada con papel de horno, y metemos en el frigorífico 15 minutos más.
7. Precalentamos el horno a 220ºC calor arriba y abajo. Horneamos durante 15 minutos.
8. Sacamos del horno y las colocamos encima de una rejilla para que se enfríen un poco, con cuidado que estarán blandas. Terminarán de endurecerse un poco en el enfriado.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...