sábado, 19 de octubre de 2013

Torrijas

La torrija es un dulce típico de las celebraciones generalmente de Cuaresma y Semana Santa en España. Consiste en una rebanada de pan (habitualmente de varios días) que es empapada en leche o vino con mil y especias, y, tras ser rebozada en huevo, se fríe en una sartén con aceite. Se aromatiza, a gusto, con diversos ingredientes: canela o algún licor, y se endulza con miel, almíbar o azúcar. Es un alimento de origen humilde que satura pronto al comensal y su uso es costumbre en Cuaresma, época en que los católicos dejan de comer carne.

Aquí tenéis varias recetas de cómo podéis preparar y disfrutar de estos manjares, que, para mi gusto, se pueden degustar durante todo el año, aunque bien es cierto que lo típico es hacerlo en Cuaresma o Semana Santa.


Torrijas con chocolate

Ingredientes:
- 750 gr. de pan para torrijas
- 1 litro de leche entera
- 100 gr. de azúcar
- Aceite de girasol
- 2 huevos batidos
- 1 trozo de chocolate

Preparación:
1. Calentamos la leche y añadimos el azúcar, luego añadimos el chocolate y movemos hasta que se disuelva. Lo mejor es dejarlo enfriar antes de empanar las rebanadas de pan, ya que si no se reblandecen demasiado.
2. Una vez remojadas las rebanadas de pan, las pasamos por huevo batido y las freímos en aceite de girasol bien caliente.
3. Las escurrimos bien y las ponemos en papel de cocina para quitar el sobrante de aceite.
4. Seguidamente las decoramos con chocolate. Os recomiendo el sirope de chocolate.


Torrijas de leche

Ingredientes:
- 1 barra de pan del día anterior
- 1 litro de leche entera
- 1 rama de canela
- La piel de un limón
- 4 cucharadas soperas de azúcar
- 3 huevos
- Azúcar y canela en polvo para rebozar
- Aceite de girasol

Preparación:
1. Cortamos el pan en rodajas que dispondremos en una fuente. En un cazo ponemos la leche con la rama de canela, el azúcar y la piel del limón. Cuando rompa a hervir, retiramos del fuego y vertemos sobre el pan, lo dejamos unos minutos para que el pan absorba toda la leche y se empape bien.
2. Batimos los huevos y ponemos una sartén con aceite en el fuego, cuando esté caliente pasamos el pan por el huevo y freímos en el aceite. Sacamos y ponemos en un plato con papel de cocina, para después, aún calientes, rebozar en una mezcla de azúcar y canela.
3. Y ya están listas para tomar, hay a quien le gustan recién hechas y a quien les gustan frías cuando el azúcar forma un almíbar.


Y a vosotros, ¿cómo os gustan las torrijas?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...